El Ministro de Fomento, el Presidente de la Junta de Andalucía y otras autoridades, el día 26 de Septiembre a las 16:30 horas, dejaban inauguradas, las dos calzadas del nuevo trazado a su paso por Despeñaperros, que se inician en Santa Elena, en el p.k. 257,5 actual de la A-4, pasando entre el núcleo de Santa Elena y el Centro de Visitantes Puerta de Andalucía, remodelando el enlace existente.

    Las calzadas descienden a partir de este punto hasta el fondo del valle del río Despeñaperros, en el p.k. 250, donde se ubica el enlace a Aldeaquemada.

    Dada la orografía de la zona, se han tenido que realizar tres grandes viaductos dobles denominados de Santa Elena, con 160 m de longitud, de Manantial, de 550 m de longitud con pilas de hasta 80 metros de altura y de Las Tinajuelas, con 580 m de longitud.

    Todos ellos se han ejecutado mediante una auto cimbra que permite la colocación de las dovelas que forman los tableros y evita la afección al territorio natural.

    En estos primeros cuatro kilómetros y medio entre Santa Elena y el cruce hacía Aldeaquemada, la sección de la autovía está formada por dos calzadas separadas con tres carriles de circulación cada una, arcenes interiores de 1,5 m y exteriores de 2,5 m con mediana de 5 m entre líneas blancas. El trazado es descendiente hacía el río Despeñaperros, punto de menor cota del tramo, con una pendiente máxima del 5% y curvas de 760 m de radio mínimo que permiten una velocidad de circulación de 120 Km/h.

    En el enlace de Aldeaquemada se ha realizado una estructura sobre la calzada actual en sentido Andalucía y un amplio paso de fauna de 40 m de luz que facilita la permeabilidad entre ambas márgenes en el entorno del arroyo Piedras Blancas, principal corredor faunístico de esta zona.

    Desde este punto únicamente se pone en servicio la calzada en sentido Madrid. En primer lugar se cruza el río Despeñaperros mediante un viaducto de 380 m de longitud realizado con la misma tipología que los anteriores y salva también la actual calzada sentido Norte y la línea de ferrocarril Madrid-Sevilla.

    Se emboca entonces el primero de los tres túneles ejecutados y con los que se atraviesa el paraje conocido como “Organos de Despeñaperros” de especial protección ambiental. Se trata del túnel de la Cantera, de 280 m de longitud, que pasa por debajo de la carretera de Aldeaquemada. Desde él se accede al túnel Despeñaperros, de 1925 m de longitud, en el que se han realizado cuatro galerías para el paso de vehículos de conexión entre los dos tubos y un apartadero en su parte central. El túnel está dotado de las mas modernas medidas de seguridad para garantizar la circulación de los vehículos y acometer las posibles incidencias en su explotación.

    En su boca Norte se ubica el viaducto de Cuchareros, realizado mediante un arco metálico de 53 m de vano para respetar el entorno y 70 m de longitud. Desde este viaducto se accede al túnel de El Corzo, de 420 m de longitud, que comunica las comunidades de Castilla-La Mancha y Andalucía.

    Los últimos metros discurren por la provincia de Ciudad Real, sobre un terraplén de suelo reforzado para no afectar el cauce del arroyo Magaña, cruzándolo finalmente en el viaducto de Venta de Cárdenas, de 150 m de longitud, en el que también se vuela nuevamente sobre la línea de ferrocarril Madrid-Sevilla. En este tramo final se ubica el enlace de Venta de Cárdenas y se conecta con la calzada actual de la autovía.

    Este segundo tramo entre Aldeaquemada y Venta de Cárdenas, de casi 5 kilómetros de longitud, se realiza prácticamente en su totalidad en subida con una pendiente máxima del 3% disponiendo de un radio mínimo de 600 m en el interior del túnel de Despeñaperros y se mantienen los tres carriles de circulación. La velocidad de circulación se encuentra limitada a 100 Km/h por ser la máxima permitida en el interior de los túneles.

    En el apartado medioambiental, además de haber consensuado con el Parque Natural de Despeñaperros un nuevo trazado con las dos calzadas unidas, en el que mas del 50% del mismo corresponde a superficie de viaducto o túnel para facilitar la permeabilidad, se han destinado del orden de 8 millones de euros a medidas específicas, entre las que cabe destacarse:

        La restauración de la Curva de las Monjas.

        La creación de una vía verde en la antigua nacional.

        Mejora de las condiciones de hábitat del conejo y del lince.

        Recuperación del endemismo Centaurea Citricolor.

        La protección del confort sonoro con la instalación de pantallas acústicas.

    Para esta actuación el Ministerio de Fomento tiene prevista una inversión total de 245 millones de euros, de los que ya se ha invertido 190 millones de euros.

 

Regresar al inicio