Ya están a punto de terminar las obras que se están llevando a cabo en el anejo de Miranda del Rey y que comenzarón hace varias semanas. Estas obras consisten en la dotación de alumbrado, pavimento y acerados en las calles que componen el núcleo de esta aldea situada en las inmediaciones del Parque Natural Despeñaperros. El pavimento que se ha puesto en la calzada ha sido de hormigón impreso que da efecto de adoquinado con pizarra. Al día de hoy solo falta para terminar la canalización eléctrica e instalación de las farolas de alumbrado público que se espera que en breve estén colocadas también.Fotos

Regresar al inicio